Primera Misa tras la reapertura de la Basílica