La comunidad benedictina se une al comienzo del Jubileo de la Misericordia