• 22 May

    Escolanía del Valle de los Caídos

  • El viernes 10 de mayo, la Escolanía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos cantó en una boda en Pedraza y aprovechó el día para realizar una interesante visita cultural y tener un día de excursión.

    El autobús salió algo pasadas las 9 de la mañana con destino a Prádena de la Sierra (Segovia), para visitar la Cueva del Enebralejo, donde se nos recibiría a partir de las 11 h. Las atenciones fueron en todo momento magníficas. Los chavales visitaron la cueva en dos turnos, con dos guías distintas. Fue precioso contemplar las formaciones de estalactitas, estalagmitas, banderas, coladas… y conocer cómo los hombres primitivos usaron esta cueva como necrópolis de un poblado situado a la salida. Fue descubierta en 1932 al horadar un pozo de agua y ha conocido varias excavaciones arqueológicas, así como expediciones espeleológicas. Mide más de 3 km., de los que se visitan algo más de 300 m. A diferencia de la visita a otras grutas y cuevas, en seguida percibimos que aquí las explicaciones eran muy didácticas y estupendas por su contenido: no era lo habitual de decir si “esto parece una nube” y “aquello parece un caballo”, sino que se hacía conocer a los niños el proceso de formación natural de una cueva por la acción del agua. Asimismo, se comentaba qué partes era seguro que habían usado los hombres primitivos, dónde habían enterrado a sus difuntos, las pinturas y grabados, etc. Todo ello se hacía de un modo muy claro y ameno para los chicos. Lamentamos no poder ofrecer ninguna foto del interior de la cueva, porque no lo permiten las normas del complejo, aunque sí colgamos varias del poblado al que pasamos después.

    En efecto, en el exterior de la cueva existe la recreación de un poblado calcolítico con varias cabañas, maniquíes de hombres primitivos realizando diferentes actividades cotidianas y diversos instrumentos de uso común entonces. Se explican las técnicas y el modo de vida, que no deja de sorprendernos, sobre todo porque nos ayuda a perder ciertos prejuicios sobre un supuesto salvajismo de aquellos antepasados nuestros. Los niños disfrutaron mucho, sobre todo con el uso de algunas armas y de los instrumentos de música. Al final cantaron una pieza polifónica en honor de la guía, Sonia, en agradecimiento por sus explicaciones, y quedó maravillada diciendo que nunca olvidaría esta visita.

    De allí fuimos a comer al parque recreativo de El Bardal, también en el término municipal de Prádena. Es una superficie de unos 160.000 m2, poblada de sabinas centenarias. Los escolanos aprovecharon para jugar y recorrer el lugar, disfrutando muchísimo hasta que a las 16 h. retomamos el autobús para ir ya a Pedraza. Aquí pudimos contemplar la belleza de la villa medieval y de su situación estratégica, recorrer sus calles y acercarnos al castillo. Luego fuimos a la iglesia para ensayar y cantar la boda, que comenzó a las 18 h. Al final, en unión de un Coro de Danzas folclórico, la Escolanía interpretó un canto popular de la zona en honor de los novios, al término de la ceremonia religiosa. De Pedraza salimos con los bocadillos que nos dieron algo pasadas las 20 h. para cenar ya en el Valle.

    • Fotografías de la noticia (29)
  • Mapa web

    Términos y condiciones de uso

  • Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos

    Carretera de Guadarrama/El Escorial. 28209 San Lorenzo del Escorial.

    Madrid. España


    Tf: +34 91.890.54.11. Fax: +34 91.890.55.94

    Hospedería: +34 91.890.55.11

    Escolanía: +34 91.890.38.05

    e-mail: abadia@valledeloscaidos.es


    (c)Copyright 2010. Todos los derechos reservados