• 15 Jun

    Javier G. de Yubero

  • Soy persona católica practicante y, además, amante de la arquitectura religiosa de España. Muchos han sido los templos por mi visitados y frecuentados; grandes catedrales como la de León o Burgos, inmensas naves como la catedral de Ciudad Real, recargadas e imponentes como la de Toledo o místicas como las de Granada, Málaga o Mallorca o modernas y frías como la de Madrid . En todas ellas el visitante escudriña cara centímetro de la piedra primorosamente trabajada, se deja uno asombrar por las enormes vidrieras y llega a prevalecer la visita turística a la espiritual.

    Pero El Valle de los Caidos, desde el preciso instante en el que se atraviesa la entrada al recinto general, tiene la peculiaridad de llenarte de paz, sosiego y hace que el alma comience a reflexionar mientras se deja ver, entre las ramas de los pinos, la Santa Cruz que nos abre sus brazos de amor para darnos la bienvenida. Ese silencio, esa calma, esa paz.... indescriptible; hay que vivirlo para sentirlo.

    La entrada al templo te hace saber lo pequeño que eres ante el Mundo y la labor Divina, la grandeza de Dios, el Amor de Cristo que te espera al final del Templo. No interesan más detalles que el sentirse de verdad en la Casa de Dios; nuestra alma no deja de tener sensaciones muy vívidas y reconfortantes; parece como su nuestros pasos no fueran guiados por nuestra consciencia, sino por una fuerza especial que nos lleva ante Cristo, Nuestro Señor y Salvador. Y ante Él, el deseo de orar se apodera de nosotros y tenemos la certeza de estar directamente en un centro geométrico que calma nuestra sed de paz y de Amor.

    Visitar el Valle de los Caídos es diferente a todo. No hay igual. Su intención de paz y reconciliación de los españoles es algo que sentimos desde el primer segundo, pero inmediatamente nuestros corazones van más allá, mucho más allá, a reconfortarnos, a refrescarnos y a ver la vida y sus miserias de una forma diferente a como lo veíamos antes de entrar.

    Y es que el Valle y su Basílica, es algo diferente a todo.

    No hay que dudarlo, hay que experimentarlo.

  • 19 May

    Ramón Suanzes

  • Subía de pequeño en ocasiones contadas; en todas siempre maravillado por la grandiosidad del lugar como monumento artístico y como centro de meditación y reencuentro con el Creador. En estos tiempos subo para buscar paz, encontrarme con Dios y, a la vez, disfrutar de uno de los paisajes más cautivadores que he conocido en mi vida.

    La Eucaristía, en la forma litúrgica que los monjes y su escolanía la llevan a cabo, invitan tremendamente al recogimiento, la meditación y al acercamiento al Santísimo.

    Me encantará poder "aislarme" unos días en compañía de los monjes para alejarme del mundanal ruido y hacer "punto y coma" en la ajetreada vida que fuera de tan impresionante lugar nos toca vivir.

    Hoy en vuelto y he salido tan impresionado como la primera vez que fuí quizás hace 30 o 40 años.

    Espero, y rezo, por que la maldal, expresada en demagogia y sectarismo, del hombre no lleven a este lugar a su ostracismo o desaparición por que aquí están enterrados españoles de dos bandos, pero españoles, en Paz y sin molestar ya a nadie amén de ser unos de los monumentos más impresionantes de la Historia de España.

    Que Dios bendiga a sus monjes y que las oraciones de éstos lleguen al Señor para bien de esta gran Nación que fué y podrá volver a ser llamada desde siglos atrás, España.

    Ramón Suanzes

  • 7 Nov

    GUSTAVO CARVALLO MUNAR

  • Estimados Padres: el Domingo 2 de Octubre mi esposa, mi hijo y yo estuvimos en la Basílica oyendo Misa. Cumplimos así con un deseo y, la verdad, que nos emocionó mucho. Ya estuvimos el día anterior haciendo fotos y después de la Misa nos acercamos a la Hospedería y adquirimos a los escolanes unas ricas pastas que vendían para sufragar los gastos del viaje que tenían planeado.

    Nosotros somos de Zaragoza y todos los Domingos a las 11 ponemos Intereconomía para ver la Misa, aunque hace unos Domingos que no la retrasmiten. Echamos en falta las Homilías, aunque luego me meto en la página web, las imprimo, las leemos en casa y las comentamos.

    Muchas gracias por permitirnos estar al día de sus actividades y que Dios los bendiga. PD: en cuanto podamos, volveremos.

  • 2 Nov

    Carla Mora

  • Tuve la suerte de visitar el Valle de los Caídos durante la pasada prejornada mundial de la juventud Madrid 2011. Siempre digo que fue lo que más me gustó de todo el viaje. Es algo impresionante lo que han creado. La Eucaristía fue una experiencia indescriptible.

    Gracias por mantenerlo para que muchos lo puedan ver.

  • 8 Sep

    Jose María

  • Quiero agradecer a Intereconomía la retransmisión y comentarios que desde hace un año viene haciendo de la santa misa que se celebra en la Basílica de el Valle de los Caidós y deseo que pronto se le una el canal 13 para los días en que no lo hace la anterior cadena.

    Agradezco a la Comunidad entera en la persona del abad D.Anselmo el esfuerzo que vienen haciendo por mantener abierto al culto y, en el futuro con toda normalidad, el acceso como se venía haciendo hasta que `los impedimentos´ que Patrimonio y Ministerio pusieron fin a que así fuera.

    Tengo que decir que desde la primera retransmisión todos los domingos sigo la celebración de la misa con mis padres independietemente de asistir en persona aquí en Madrid después, por varios motivos: el primero "la causa del Valle" en la que nos hemos sentido unidos desde las primeras noticias y desde las misas de campaña en plena nieve; por el contenido de las homilías; por el mimo con que se celebra la liturgia; por la paz de espíritu que da esa forma monacal de hacer; por la amistad que nos une a fray Santiago Cantera y porque la televisión ha hecho parte de nuestra familia al Abad, a fray Saturnino, al padre Cantera, al padre Mata, al novicio Luis, al padre Saenz de Buruaga...a todos.

    Han sido muchas veces las que he visitado con mi familia y con amigos ese lugar tan espiritual y creo profundamente en sus fines fundacionales y en la necesidad de que la situación actual finalice y se recupere la normalidad.

    Seguiré rezando porque así sea y espero que lo mismo que han visitado en la JMJ cardenales extranjeros la abadía y lo hagan obispos como el de Córdoba o León, se unan periodicamente a la celebración dominical obispos de todas las diocesis de España y nuestros cardenales en apoyo a "la causa del Valle".

    Con todo mi afecto y gratitud a la Comunidad

    José María Fernández

  • 15 Jul

    JUAN MANUEL

  • El pasado lunes veintidos de agosto, estuve en la Basílica del Valle de los Caidos, con hermanos del Camino Neocatecumenal de Caravaca de la Cruz y Moratalla (Murcia) y sentí una paz y un encuentro íntimo con Dios, me transporte a lo más profundo de mi ser, era el mismo Jesús quien me ofrecía su amor para sanar mi alma atormentada por mi sufrimiento, mi amargura, mi llanto y sobre todo mi pecado. Sentí la paz de Cristo, sentí el amor y la tranquilidad de un lugar santo que lucha por seguir amando a todos los españoles en una íntima reconciliación entre dos mundos.

  • 28 Jun

    JP

  • Ante todo dar las gracias a la Comunidad, y especialmente al Padre Abad y al Hermano Julio por su amabilidad.

    Desde pequeño he visitado asiduamente el Valle, pero hacía varios años que no iba. El sábado volví para acompañar a un buen amigo en un día muy importante para el y los que le queremos y quedé sobrecogido por el estado en que se encuentra la Basilica.

    Para los que vivimos por la zona, la Cruz del Valle es tan familiar que apenas le prestamos atención (como suele pasar con lo que tenemos cerca) pero todos la buscamos con la mirada cuando vamos por las carreteras de la sierra de Guadarrama. - ¡ Mira, desde qui se ve la Cruz !. Es una frase que he oido y repetido desde mi niñez. Ahora es tiempo de repetirla aún más y con más fuerza.

    De nuevo muchas Gracias, mucho ánimo y mis oraciones también.

    Juan Pablo Lázaro

    Galapagar

  • Mapa web

    Términos y condiciones de uso

  • Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos

    Carretera de Guadarrama/El Escorial. 28209 San Lorenzo del Escorial.

    Madrid. España


    Tf: +34 91.890.54.11. Fax: +34 91.890.55.94

    Hospedería: +34 91.890.55.11

    Escolanía: +34 91.890.38.05

    e-mail: abadia@valledeloscaidos.es


    (c)Copyright 2010. Todos los derechos reservados